26 ene. 2010

Cuando entró la tristeza








Esta mañana desperté y al ratito entró la tristeza por la puerta. Aprovechó el momento en que nuevamente mi cuerpo cansado necesitó reposar. Fue ahí cuando la mente se alió al cansancio.... al igual que un fantasma susurraba..... son muchos días. Hoy otra vez vengo a visitarte. Este cuerpecito continúa negándose y empiezo a cansarme de estar cansada... Qué estoy haciendo mal? Por qué no mejoro? Dónde está la respuesta? En tu interior, musita el Viento. Mi interior ..... hoy está un poco roto.

Ayer pude bajar a la Villa tras una semana de baja. Necesidad imperiosa de alimentos en la alacena. Un ratito de sol fue aliado durante el camino. Diez kilómetros me separan de las leyes humanas. Cumplí la faena despacito. Solicitando permiso a cada paso. El carro de la compra pesaba quizá diez kilos. Sin embargo parecía que en lugar de alimentos, transportara cemento. De vuelta a casa me fijé en la belleza del paisaje, recordando con una sonrisa los encuentros.


1er. encuentro:

Ave María! Cuánto tiempo sin vete? Has estado de vacaciones?
Si, en las Bahamas.
Ay hija! qué suerte la tuya! pero... no te veo muy morena.
Estuvo lloviendo y nublado toda la semana.
Vaya por Dios!
Con Dios vaya!

2do. encuentro:

Por dios y la macarena! cuánto tiempo no te veía! Qué te pasa?
Auf auf auf... tomas aliento para contestar
Buff que me ha costao montón aparcar. Tuve que hacer varias maniobras y me he quedao echa polvo! (auf auf auf vuelves a tomar aliento para contestar)
Jesús josé y maría! eso es lo que tienes?
Si, ya ves. Auf Auf Auf sigues apoyada en la barandilla tomando aliento)
Entonces... pa follar?
Eing?
Qué cómo te arreglas para follar?
Auf Buf Grush... si no te importa a esa pregunta te contesto otro día.

3er. encuentro:

Vas caminando despacito. Las gafas oscuras esconden las manchas de osito que adornan mis ojitos. Los labios pintados siguiendo el consejo de una Amiga. "cuando estés muy mal, pintate los labios y ponte unas gafas grandes y oscuras". El pequeño bolso pesa. El carro pesa. Las piernas pesan, pesan también los brazos y más las piernas.

Vaya! Vives como dios!, atrona en mis oídos
Perdón?????
Acerco mis pasos despacio. Auf tomo aliento con firmeza. No sólo por el cansancio sino para no dejarme ir por la ira que me invade. Me sigo acercando observando como el rostro de la persona que tengo enfrente va cambiando
Hadme un favor. Dile a ese dios del que me estás hablando pase estos dolores a terroristas, criminales, asesinos, mafiosos, desvergonzados, arrogantes, soberbios, dictadores, energúmenos y luego... te juro por lo más sagrado que no voy a vivir como dios, sino como la mismita Virgen y que nos perdonen los católicos por utilizar el nombre de dios en vano.
Al continuar mi paso lento pude comprobar el rostro de la persona se había quedado congelado.
Donde las dan, las toman.

4º. encuentro:

Ay cuánto me acordé de tí estos días atrás!
Por qué?
Pues porque estuve muy mala. Anduve con lumbago que parece hay epidemia y unos dolores qué me hacían llorar. Me acordé de tí por esa enfermedad tan rara que tienes...
Tenemos. Casi dos millones de personas en España
Madre del amor hermoso! pues de veras que sois personas para admirar! porque vivir con tanto dolor....
Bueno, no es que te acostumbres a vivir con dolor, creo más bien no te queda otra.
Hija pues yo no lo aguantaría que asco de vida, no?
Pues no! No creas que me he vuelto masoca pero... pa que vamos engañarnos, existen personas que están mucho peor... sólo tienes que mirar a tu alrededor




Continuo este combate tumbada. Escribiendo. Escuchando música. Organizando mil fotos. Relajándome mientras sólo me centro en mi propia respiración. Mi me comnigo....Escuchando el silencio que me acompaña. Esperando pase para poder levantarme y preparar algo de comer. Y entretanto tanto que hago al tiempo que hago nada, sigo soñando despierta para alejar la tristeza.

Algún día volveré a la tierra donde nací.


Frida me mira desde el rincón de esta habitación y Lila (es Lila la rencarnación de Frida?) canta una canción




2 comentarios:

  1. que bonito tu relato, con que elegancia irónica y clara escribes, me encanta esa manera de ver, sentir y tranmitir que tienes, y tu valentia para con pocas palabras responder a los inesperados encuentros con el mundo exterior.
    Valiente! sigue así, y otro dia date el mismo paseo pero disfrutando unicamente del aire que entra en tus pulmones, de la luz solar si la hay, y del verde de la naturaleza.
    Sin peso, sin cargas... te mando Luz
    EVA
    besostes!

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué te digo que no te haya dicho tantas veces de tus escritos?
    Déjame que te robe esas frases, esa forma de contestar, de callar el "qué bien vives" "se ve que estás estupenda"..., déjame tu forma de expresarme y dejemos juntas las ventanas abiertas para que huya la tristeza por ella.
    "Sí, estoy como una rosa, ¿no me ves?" (y mi interior se rompe en mil pedazos por tanto dolor que ha encontrado un paraiso dentro de mi cuerpo y alegre goza dentro de él).
    Un besazo
    LUDI

    ResponderEliminar