14 may. 2009

México

Siempre que un Amigo se va, el alma queda rota. Año 09 en tus pocos meses de vida has arrancado de este mundo incongruente y maravilloso a Juanito, Manuel, Lola y ahora Antonio. Siempre que un Amigo se va, me quedo perdida y como una pelicula vagan por mi mente los recuerdos. Las veces que reimos, que nos dimos besos, aquellas en que nuestros abrazos nos elevaban a tocar el cielo. Y también los momentos en que nuestras propias indiosincracias nos hicierons discutir o alejarnos por un tiempo. Los amigos verdaderos siempre vuelven. Los amigos siempre están, aunque estén lejos o ya no habiten en este planeta. Siempre Siempre

Volveré a ese lugar donde nací.... cantaba Antonio Vega y hoy sé que yo también volveré pronto a México D.F. Ciudad donde nací. porque me muero de ganas de volver a verte, Frida. Porque necesito encontrarme para dejar de perderme. Porque intentaré nuevamente abrazar a esa mujer que tanto amo. porque allí se encuentran mis hermanas de sangre y también mis hermanos. porque quiero volver a verte Cuetzpalin, porque quiero sentir mi tierra y por fin liberarme.

Pensando en México viene a mi memoria un cuento. Se titula

LA HISTORIA DE CUETZPALIN

Ahora vuelo a enraizarme a mi tierra
nuestra madre tierra
Yo soy india, en tierra de blancos.
Yo soy india deseosa de volver a Tenochtitlan.

Aquella noche, llamada por los invasores la Noche Triste, cuentan que Hernan lloraba la gran pérdida de sus hombres. Los mexica combatimos contra el enemigo castellano. Aquellos invasores barbudos que pretendían apoderarse, no sólo del oro de nuestra tierra, sino también de la Gran Tenochtitlan y todos sus habitantes. Aquellos embrutecidos blancos deseaban derribar la Gran Ciudad Azteca.
Yo, Hoja de Arbol, lloré el resto de mi vida los acontecimientos sucedidos aquella noche trágica. Vi llorar a Cortés, pero no sentí lástima. Yo misma quise matarlo pero matarle a él suponía matar a Cuetzpalin. Intuí, como siempre, como antes y después que no podía realizar ese acto, que debía perdonar la vida al gran invasor, al señor de la Malinche. Cuetzpalin había jurado que nos encontraríamos en Tenochtitlan. Yo debería guardar nuestro encuentro.
Esa noche murieron todos mis antecesores, la negra noche en que nadie de mi sangre guardó un suspiro. Negra y triste noche.....
Antes de la gran tragedia vivíamos felices en el valle de la gran tierra. Cuetzpalin y yo, ambos escorpiones guerreros, aguilas libertarias, comprometidos desde el mismito momento de nuestros respectivos nacimientos. Nos amamos a través de nuestras primeras miradas, en nuestro primer encuentro, cuando nuestras nantils acudían al tangui llevándonos en sus espaldas envueltos en los sarapes de multitud de colores luminosos. Cuetzapalin y yo nos amamos desde el primer momento en que nos encontramos, aún antes de ser conscientes de nosotros mismos. Allá donde se pierde la memoria. Extendíamos las manos para tocarnos y jugar. Así fuimos creciendo, siempre juntos, siempre riéndonos y compenetrados. Gozosos de observarnos. Danzábamos al son de los tambores en el Templo Mayor, conectando con nuestros propios espíritus y nuestro propio Universo. Sabíamos que habíamos nacido el uno para el otro y que nos amaríamos más allá de nuestra propia muerte, cuando volaran nuestras almas a la tierra del más allá. Nos juramos amor eterno siendo aún tan sólo dos chiquillos. Recuerdo que me encontraba con ni nantli, con la que solía danzar el baile del Señor de los cuatro Vientos. Tonatiu se había acostado horas antes en su cuna de blancas nubes de algodón y el cielo dibujaba hermosos destellos naranjas. Vestidos con sus mejores galas, los Jaguares salieron a nuestro encuentro. Magníficas esculturas postradas ante nosostros. Hermosa ceremonia en la que Cuetzapalin y yo nos juramos amor.
México querido, de Emiliano Zapata, de revolucionarios que resisten el menosprecio de sangre indígena.México hermoso y añorao. México de Siqueiros, Rivera y Frida Kahlo.
México descubierto después de tantos años....México, mi México lindo y querido....
Yo soy india.
Me secuestraron tres hombres blancos, cuando llegaron a esta tierra que gobernaban mis ancestros. India me llamaron con desprecio. Así me intentaban aplastar y discriminar porque con desprecio nos llamaron indios aquellos hombres blancos a todos los naturales de esta hermosa tierra. Siempre he sentido orgullo de mis rasgos indio. Aunque se burlaran de mí los hombres blancos....otros ronmi rostro azteca cuando era más joven. Y gocé del amor de hombre blanco enamorado. Ahora no me apena que así me llamen, pues sé del error histórico de los blancos. Ahora sé que tengo mis propias raices, mi propio pensamiento, mi propio rostro, mi propia mirada. Mi propio y profundo sentimiento.
Ahora sé que me siento verdaderamente mexicana, aunque mi padre fuera gachupin.
Ahora se alegra mucho mi corazón, porque viene un nuevo día.
Ahora siento que se acabará un poquito esta tristeza.
Otra vez podrá reír mi corazón cuando atraviese este gran océano que de mi tierra me separa.
Volveré a escuchar la música y el canto. Admirar a Cuetzpalin danzar junto a los ancianos.

Cumplimos nuestro sueño y partimos hacia el Pacífico. Allí, en aquellas hermosas playas cubiertas de doradas arenas e innumerables caracolas de mar, repletas de palmeras, cocoteros, naturaleza madre, pura y viva. Los campos de alrededor resplandecían verdes, cultivados con maíz, aguacates, papayas, mangos. Y el mar... azul, verde, transparentes aguas cristalinas donde el color jugaba con las olas. ¿qué se siente cuando por primera vez en tu vida observas el mar de la mano del hombre que has adorado? Ahí, ante ese mar nos fundimos los dos vestidos de Amor.
Todo era distinto.... y entonces llegaron los hombres blancos.
Sangre, horror, muerte....
Cuetzpalin cayó ante mis ojos. Me arrojé a su cuerpo ensangrentado, aun puedo escuchar el grito lanzado a los dioses.... en ese preciso instante, un fuerte golpe rompió mi espalda en dos.......... antes de q mis ojos se cerraran contemplé el rostro de Cuetzpalin. Caí sobre su hermoso torso desnudo y mis brazos se aferraron a su cuerpo. Antes de q todo terminara de mis labios salió esta frase.....
"Te amaré siempre más allá de mi propia inexistencia te buscaré. Incluso, ciega, despues de muerta, sabre encontrarte".
En el Gran Zócalo los tambores resonaron.. A medida me iba acercando, la fuerza del sonido penetraba en mis venas. No pude evitar el llanto..... Las lagrimas, siempre tantas lágrimas, resbalaban en mi rostro a causa de la emoción. Del templo mayor tan solo quedan ruinas. La gran catedral, construida con soberbia y odio se tuerce poco a poco como si la fuerza azteca latente en todas las esquinas, la derribara.
El gran palacio de Cortés en San Juan desaparece bajo las enormes raices de un arbol autoctono. Enorme... potente.
En la plaza....... al descubrir mi llanto........... un hombre, un indio azteca, de pelo largo y negro, una cinta roja atada a la frente, ojos negros negros como el azabache, mirada profunda y franca, chaleco de cuero café y muchos flecos, adornando su torso, moreno, visibles toditos sus músculos, terriblemente atractivo a los ojos de una hembra.
Tendiendome la mano.... me dijo “te conosco”
Me acerqué a él.... de mi boca salieron estas palabras.... “en otro tiempo, en otra epoca”... el corazon se salia del pecho....
q me estas diciendo?? estas temblando? Q te pasa?
Estoy muy emocionada llevo mucho mucho tiempo lejos de esta tierra.
Eres mexicana?
Soy mexicana de nacimiento. He vivido en España siempre, desde chiquita. Te secuestraron los españoles?
Ven... tu y yo tenemos mucho q platicar
Sentados enfrente de las ruinas del templo mayor, mientras los tambores seguian sonando nuestros ojos no dejaron de mirarse, nuestras manos continuaban unidas, nuestras bocas se deseaban a cada instante, a cada palabra pronunciada
Me llamo Jesús Jacaranda. Mi nombre azteca es Cuetzpalin. Soy escorpion. Tengo la sensación de que te conosco yo a ti tambien. Seguro q acabas de llegar de España? No nos hemos visto antes?
Entonces comprendí quienes eramos y Quienes habiamos sido. Nunca en esta vida nuestros cuerpos se juntaron bajo el cielo infinito. Nunca nuestros cuerpos gozaron de placer. Regresar al norte de la España que me vio crecer y seguir luchando contra este mal que nadie sabe explicarme que realmente es. El continua danzando con lo concheros, es profesor de inglés, simpatizante del Comandante Marcos. Tiene una hermosa esposa llamada Sombra y una hijita de ojos negros.... muy negros a la que bautizaron con el nombre de Laurel.... es decir... hoja de arbol ....
Cuetzpalin y yo volvimos a estar juntos... tan sólo por esa vez. Nunca pude saber por qué el amor en esta vida se troncó tantas veces y, a menudo me pregunto.... ¿Volveremos a renacer para poder continuar nuestra hermosa historia de amor, que comenzó allá por 1518, antes de la invasión de Cortés?.

Y también sé, que en esta vida, la última vez que a un hombre amé, ese okupa de mi corazón, entre lágrimas susurré a su oído: Ojalá, después de muerta, volvamos a encontrarnos, para poder iniciar una historia de amor hasta el infinito y mucho más.

Porque el amor.... el amor es la esencia primordial para sentirse vivo y tocar el cielo.

Fibra Kno.

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario