2 feb. 2009

JiJiJi


Al reírnos con la “ji”, se produce vibración en la zona del cuello y del corazón. Es la risa saltarina, que nos incita a bailar, es optimista y simpática. Activa la creatividad y la intuición. Actúa sobre el sistema nervioso y estimula la glándula tiroides pudiendo tener efectos beneficiosos en los problemas de obesidad. También influye sobre el intestino delgado y activa la circulación, lo que la convierte en muy adecuada para mejorar problemas de varices.


Foto: Caminando por Las Ramblas la Momia se acercó, sorprendentemente, a darme un abrazo. jijiji


No hay comentarios:

Publicar un comentario