3 sept. 2007

REFLEXIÓN





Resucité una mañana de carnaval admirando unos ojos azules semejantes a un árcangel de otra galaxia. Preguntó: ¿Cuál es tu nombre? Yo contesté firmemente, Me llamo Laura.


A continuación volví a sumergirme en el abismo gris de la incongruencia. Habían pasado tres días desde que había decidido morir. qué decisión tan absurda y cobarde, tan brava y trágica, tan esquizofrénica y valiente. ¿Por qué volví? Tan sólo el autor de mi existencia lo sabe. Todo lo demás es pura incógnita.


Antes de ese mismo instante del despertar. Me había perdido ...


Me había perdido. Como en tantas ocasiones, como antaño, como siempre en mi triste ayer. Perdida en un sincredo aferrada a nadie ni nada, necesitando todo. El sol lucía aquel día de Febrero y el mar se asomaba en el horizonte azul y poderoso. Desperté y sentí inmenso frío en los pies, en las manos, en los brazos, en mi cuerpo. Mi mente, brava, nerviosa, triste, enfurecida y confusa. Mi cuerpo levitaba sobre las blancas sábanas de la cama metálica de aquel triste hospital en aquel hoy lejano año de 1993.


Ahora ya no soy ni la cuarta parte de la que era, y en ocasiones, me pierdo como ayer, envuelta en esta brisa triste y apagada, sucumbiendo la minoría de encantos ante la angustia y el miedo. Me como por dentro y una desequilibrante enfermedad invisible ahora me acompaña. Siempre he sido ser de cambios, como el tiempo. Sin embargo, ahora, los cambios que se producen en mi cuerpo, mente y ser, son tan desquiciantes como el tiempo atmosférico. Ante todo mucha calma. Tendré que aprender a respirar, a conocer mi cuerpo, a escucharlo como nunca...Tendré que aprender a sosegar mi mente, apaciguarla, dejar q los malos pensamientos pululen haciendo caso omiso de su presencia. ¿para q necesitas malos pensamientos? No es la vida suficiente dura tal y como es en incontables ocasiones como para q, al igual q mosquita cojonera esté la mente dale q te pego? Dedica un ratín todos los días a observar pensamientos. Como si yo fueras un gato y ellos los ratones juguetones q me asaltan. Ya veras como poco a poco, cuando se den cuenta de q no les haces caso, se marcharán. Si, aunque te mueras entre lágrimas debido al dolor tan intenso en todo ek cuerpo. Aunque te mate la triste Tristeza. Infinita tristeza. Aunque Todo esté negro. Aunque Dña Angustia ahogue las entrañas…..


Tienes que ser fuerte. Más fuerte que nunca


Porque a pesar de todo... deseo continuar, puesto que vivir es un continuo reto, tengo que luchar contra este dolor que en mi mora que es como una polilla carcomiéndome la columna vertebral y todito mi cuerpo. Tengo q luchar contra estos malos pensamientos. Repitelo hasta la saciedad, deten esos pensamientos; no te atormentes más. No lo mereces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario