3 sept. 2007

CUANDO UN/A AMIG@ SE VA

Hoy me he enterado de una triste noticia.





Recurro a los archivos de mis escritos y, en el titulado DIARIO DE UNA ENFERMA, algo q comencé a escribir en el más duro periodo de la fibro….copio esto para publicarlo aquí.

Está dedicado a ti, Rosa, mi linda rosa del club de las “mujeres de la buena estrella” …..





Mi hijo nació del segundo matrimonio celebrado con un castellano conquistador, fiero y obeso, fallecido a la edad de 36 años víctima de un neurisma con lo cual me convertí en viuda, por la gracia del juzgado. Nueve meses antes de su brutal fallecimiento habíamos decidido separarnos. Pero él era mi mejor amigo. MI MEJOR AMIGO Algunos hombres buenos (como escribe un Ser Humano llamado Tino Pertierra, creen que las estrellas son los ojos de las personas queridas que se han ido... y desde el cielo nos observan y cuidan... Existen otros hombres que no creen en estas cosas. Dicen son tonterías!! Pero eso piensan las personas q no tienen sentimientos, q no son sensibles, q no les duele nada de nada….





Enfurecidas olas de mar, resbalaron por mi rostro contemplando las aguas desde el malecón aturdida por la noticia. Capitán de Mares Fantasiosos... te batiste en combate mientras ofrecían esperanzas de vida, dentro de la gravedad existente. Una aneurisma llegó con la primavera, arrebatándonos tu presencia. Aún no puedo creer que perdieras la batalla, tú, que podías contar mejor que nadie anécdotas de la vida. ¿Quién dicta las leyes que manejan a los seres humanos como absurdas marionetas? Destino cruel, vil destino. Dónde se ha escondido tu vitalidad y energía, tu don de gentes, tu simpatía, tu mal humor, tus sueños, tu inteligencia, tu alegría. Levanto la mirada al cielo intentando hallar una respuesta al desconsuelo. Su azul parece hoy mas intenso. ¿Habrá robado el destello del color de tus ojos? La fuerza del Mar deja sentir contra las rocas la furia que guarda ante el cobarde asalto de la muerte. Muerte temprana, silenciosa, en soledad, ciñéndose contra ti cuando te encontrabas feliz y contento. Es tan injusto... Tan cruel... El mayor enigma q nos mece. Ante la cual nadie puede luchar, nada podemos hacer. Rendir culto a quien se ha ido. Recordar su esencia para q nunca desaparezca.













Cuando a los quince días pregunto nuevamente “Onde ta papá?, mami. Ya no pude decirle que en el hospital.

Papá no está.

Cómo explicar a un chiquillo de dos años y medio la ausencia de su amado padre, cuando, nosotros los adultos, nos encontramos incrédulos ante ella?

La noche en la Aldea donde nos habíamos refugiado para poder digerir lo sucedido, estaba estrellada. Abracé a mi pequeño con ternura.

Papá no está aquí en la tierra, mí amor. Ves aquella estrella tan reluciente en el cielo? La estrella más grande de todas?

Si, mami, la más gandee

Si. Esa estrella. Ahí es donde está tu papá. Es capitán de un hermoso velero de nombre Cascajo y en ese barco surca los mares del cielo. Ahora tu papá es Guarda-Estrellas. Se encarga de encender las estrellas todas las noches y de apagarlas por las mañanas. Visita a la luna.

¿Y también a los Leyes?

Si, también.

¿Y cuando llueve?

El tiene que abrir las nubes para que caiga el agua

¿Y los regalos que entran por la chimenea, ayuda a Papá Noel? Si, mi amor, es su amigo.



En la noche oscura, observo la sonrisa deliciosa de mi pequeño.

Y cuando lo veré?

Primero tienes que hacerte muy mayor, muy grande, porque en el Cascajo no pueden subir niños de dos años, se caerían de la estrella y se perderían en el Firmamento.

Mi papá es Guadaestellas.... Guardaestellas. Tengo sueño. Nos vamos a la cama?

Así fue, como la pregunta del pequeño, tuvo una respuesta. No valía le contaran su padre se había ido a Alemania a buscar regalos, ni tampoco que se había caído y se había echo pupa en la cabeza cuando lo encontró tirado en el baño, frente al mar... siempre junto al mar.

Comenzaron a caer del cielo caramelos, llegaban mensajes del Cascajo.

Mamá... corre que Papá me está mandando regalos....! Y yo bajaba las escaleras a toda velocidad guardando los últimos caramelos en los bolsillos del pantalón del chándal



….

De vez en cuando, del mar salen estrellas. Estrellas q si se encuentra sin vida recojo y llevo para mi casa. Cierta mañana que lloraba lágrimas lilas al lado del mar, una estrella se posó a mis pies. Según iba caminando, con más estrellas me encontré. CINCO ESTRELLAS. Cinco HERMOSAS estrellas salieron del mar…. A secar mis lágrimas…. Entonces me arrodillé, a dar gracias a Neptuno, Rey de las Aguas, porque las estrellas, ya sean del cielo, ya sean del mar, son los ojos de los seres queridos q se han ido de este mundo y allí donde se encuentren, continúan enviándonos mensajes de cariño.

Estoy segura de q, si mañana la fibro me permite caminar, encontraré una nueva estrella. La estrella amiga de mi amiga ahí estará junto al mar.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario